Por los varios desastres naturales a través de los años en Latinoamérica dejaron atrás ríos desbordados, deslizamientos de tierra y casas desalojadas. Miles de familias se vieron obligadas a reconstruir usando lo que pudieron encontrar: plástico, cartón, madera y lata.

La mayoría de estas casas no son más grandes que el tamaño de un baño americano y alojan un promedio de ocho personas.

Al darnos cuenta de la tremenda necesidad, Amor Fe y Esperanza., en alianza con otras organizaciones. comenzará una iniciativa de transformación de nuestros pueblos para reconstruir las casas que se perdieron en estos años.

Ayúdanos en esta causa con una donación generosa a estas familias pobres.